La fábrica del hombre

0
255

M.C. Roberto Sariñana

El siguiente planteamiento no pretende conceptualizar al hombre desde una visión antropológica, sino más bien, identificar y reconocer algunas de las condiciones que se le presentan en la actualidad, mismas que dan lugar a una interpretación líquida del hombre en la modernidad; en este sentido, como es que se construye este hombre, cuales son las consideraciones que dan lugar a su formación. La sociedad en su conjunto aporta cada uno de los elementos que construyen al hombre, la familia principalmente; por otro lado la escuela abona desde el curriculum oficial a la formación integral del ser humano, en consecuencia existe un estereotipo del hombre que habrá de integrarse a la sociedad del siglo XXI. Desde esta visión, cuales son los elementos que desde la formación académica se aportan a la integración del hombre en la actualidad. Aquí vale la pena la siguiente pregunta, ¿La escuela está preparada para contrarrestar los efectos de la sociedad del siglo XXI?, o bien es una fábrica donde se construyen y se certifican como productos genuinos para el consumo de este siglo.
Los adjetivos que tratan de conceptualizar a este hombre son muchos, y están plasmados en algunos textos, por ejemplo; “El hombre light”, “El hombre postorgánico”, “El hombre unidimensional”, además del concepto de Zigmunt Bauman sobre el hombre en la modernidad líquida. De manera general un ser deshumanizado, alienado, individualista, consumista, hedonista, con un enfoque narcisista inmerso en la tecnología que trae como consecuencia la cultura del poco esfuerzo. La controversia es; la escuela contrarresta o abona a la formación de este hombre. Este es el análisis pendiente en materia de investigación educativa. La escuela se centra en lo que el alumno debe conocer, esto a través del contenido establecido por el Estado. ¿Qué es el Estado sin este hombre?, ¿Es acaso la escuela necesaria para su construcción?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here