Los medios de comunicación en la sociedad

0
246

M.C. Roberto Carlos Sariñana Arias

Los métodos han cambiado, pero en esencia el modelo creado en torno a los campos de concentración nazis, es similar al modelo del capitalismo neoliberal; es decir, tener el control de las personas, no físicamente; sino desarrollando un modelo a través de los medios de comunicación, y principalmente la televisión, donde a través de este medio se desarrolla una atrofia cultural, como lo señala Giovanni Sartori, además de vivir en una era de la “cultura de la incultura”. De tal manera que bajo este modelo se consoliden los mecanismos bajo los cuales los ricos serán más ricos y los pobres seguirán viendo la televisión.

Los tiempos hipermodernos se caracterizan por una sociedad de la decepción, utilizando todo un complejo aparato de adoctrinamiento de la conciencia, con el único fin de crear el consenso, donde a través de los ataques televisivos se genera un aparente estado de tranquilidad, simulando que la democracia es el único vehículo para la prosperidad; mensajes que echan raíces en el pensamiento popular, manteniendo en cautiverio cualquier intento de razonamiento, lo que genera un obscurantismocomo forma de gobierno. Utilizando a los medios de comunicación como principal recurso para este fin, con un poder similar al de la Rusia Comunista de Stalin, como lo dice el Dr. Jalife-Rahme; cuya estrategia de información es mentir o bien mimetizar dicha información, pero recordemos que este viejo truco ya fue utilizado por una de las dictaduras más sanguinarias que haya conocido la humanidad, me refiero al Nazismo, cuyo ministro de propaganda, el Dr. Joseph Goebbels, acuño una frase que sería el modus operandide todo un sistema de propaganda. “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.  O bien ofreciéndonos información carente de un sentido crítico de la realidad nacional, idea que coincide con Chomsky sobre los mecanismos que utilizan los que tienen el verdadero poder, aquellos que son dueños de la sociedad, controlando la información para domesticar la conciencia de la masa ingenua, y así controlar las vidas del rebaño desconcertado. Y es aquí donde se focalizan los esfuerzos de los medios de comunicación, “controlar la conciencia”; Saramago tenía razón, “La única alternativa contra el neoliberalismo se llama conciencia”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here